Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Una Almohada para Aliviar Dolores de Cuello y Hombro

La tensión que acumulamos en el día puede evitar que descansemos correctamente por las noches, dolores en el cuello, espalda, hombros y si a ello le sumamos que no disponemos de un buen colchón o de una almohada que nos dé el soporte necesario el problema solo va a empeorar.

Los implementos que se usan diariamente para dormir, son de gran importancia ya que a través de ellos podemos descansar correctamente, soluciona tus problemas del día a día con una almohada terapéutica cervical, este tipo de almohadas está diseñada para adaptarse a la forma de nuestro cuello.

Es muy probable que el tipo de almohada que estemos usando por las noches sea la causa de nuestro dolor de cuello; las almohadas son necesarias para lograr el buen descanso, ya que ellas ayudan a mantener alineados la cabeza, cuello y espalda.

Las almohadas terapéuticas cervicales ayudan a mantener la columna  vertebral en una posición optima mientras dormimos, rellenan ese espacio hueco que queda entre nuestro cuello y hombro, así se logra que los músculos se relajen y se libere la tensión acumulada en la zona, evitando que se origine el dolor.

Previniendo el Dolor de Cuello y Hombros

Lo primero que debemos plantearnos es que necesitamos tener un descanso de calidad, esto solo lo lograremos por medio de una almohada terapéutica cervical, es la manera más adecuada de alinear por completo nuestra columna cervical, un mal dormir nos garantiza un dolor de cuello seguro al despertar.

Tratar de dormir boca arriba, si dormimos con la espalda completamente pegada a la cama le daremos un excelente soporte a nuestra espalda y así se relajará y descansará adecuadamente, el mayor problema es cuando se acostumbra a dormir de lado, es donde debemos hacer énfasis en tener una buena almohada.

Otros buenos consejos es colocar la pantalla del monitor cuando trabajamos a una altura adecuada, a la altura de nuestros ojos; debemos evitar realizar llamadas telefónicas sosteniendo el teléfono entre nuestros oídos y los hombros, esta acción coloca una tensión excesiva en el cuello.

Mantenernos hidratados, el beber suficiente agua durante el día hará que nuestras vertebras estén bien hidratadas, al encontrarnos deshidratados se puede originar un terrible dolor de cuello.

Es recomendable realizar algunos ejercicios para nuestro cuello, retraer el cuello hacia atrás por algunos segundos y luego soltarlo hacia delante a su posición normal, es un buen y sencillo ejercicio que puede hacerse en cualquier momento del día.

Los comentarios están cerrados.