Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Retenes de valvula

La pérdida del sellado de los retenes de válvula puede darse por recalentamiento, mala calidad de los repuestos, entre otros factores. Es una falla asintomática en cuanto a que no se perciben señales en el funcionamiento o andar del vehículo, tampoco pierde la potencia de arranque, el único síntoma es que, al motor alcanzar la temperatura de trabajo, sale humo blanco.

Se hace más notorio cuando está en ralentí o al estar detenido en él, si sale en primera suelta una gran bocanada de humo, lo que delata un consumo excesivo del aceite. Si está pasando por esto no se desespere desarmando el motor porque lo cree fundido, no tendrá siquiera necesidad de sacar la tapa de los cilindros.

Cambio de retenes de válvulas

No es algo para hacer hasta con los ojos cerrados, pero con un poco de paciencia y pericia puede cambiarlos en casa. Es un procedimiento repetitivo que se hace un tanto fastidioso, pero esté al pendiente, puesto que en este tipo de reparaciones se puede saltar fácilmente un paso por lo monótono que es:

  • Sin comprimir, saque las 6 bujías para que el motor pueda girar más libre.
  • Retire la tapa de las válvulas.
  • Gire el motor hasta que el primer cilindro esté en PMS (Punto Muerto Superior), es decir que la leva esté por completo hacia abajo o hacia arriba.
  • Retire de este cilindro los dos balancines, cuidando de no confundirlos, cada uno deberá regresar al mismo lugar de donde salió.
  • Comprima el resorte de la válvula mientras el pistón está PSM, el resorte al chocar con el pistón le dejará sacar los seguros del platillo.
  • Retire el resorte, el retén viejo e instale el nuevo asegurándose de que se trabe en el fondo. Coloque de nuevo el resorte y el platillo, y comprima para pasar los seguros.
  • Instale los balancines y regule la luz de las válvulas. Se repite todo el procedimiento con el siguiente cilindro y así hasta que haga los 12 retenes.
  • Gire el motor un par de vueltas y verifique que parpadeen las respectivas luces.

Se llevará tiempo, trabajo y paciencia, sin embargo, se ahorrará el que desarmen el motor. Para estas y muchas reparaciones es factible salirse de aprietos con piezas de segunda mano de coches. Hay empresas dedicadas a la venta de recambios vía online, en la que solo necesita hacer la solicitud, y ellos se encargarán de ponerlos en contacto con los diferentes desguaces escogiendo usted el que mejor se adapte a sus requerimientos.

Los comentarios están cerrados.