Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Como el diseño web ha cambiado en el tiempo

Hasta no hace mucho tiempo, cuando uno visitaba Internet conseguía los distintos diseño web, “navegaba” en busca de información, y luego de visitar varias de ellas, tomaba un teléfono y con algo de paciencia para contactar a los proveedores seleccionados a fin de pedir presupuestos, negociar pagos, y demás, esperar luego que le despacharan el pedido y lo enviaran al lugar correcto.

O quizás comenzaba ese proceso a través de correos electrónicos, hasta que el producto estuviese por fin seguro en nuestras manos. Eso se debía a que el ciberespacio actuaba solamente como mostrador o exhibidor, y toda transacción con dinero en cualquiera de sus presentaciones estaba contraindicada.

Cuando los bancos comenzaron a desarrollar su presencia activa en línea, el diseño web cambió, se comenzó tímidamente a hacer pagos en algunas hojas selectas o haciendo los pagos a través del banco, y en la actualidad, pagamos de distintas maneras, especialmente utilizando las tarjetas de crédito en sitios seguros.

Otro cambio significativo ocurrió cuando aparecieron en el mercado dispositivos distintos a los ordenadores de escritorio y los portátiles, requiriéndose celeridad en los procesos y que los sitios se convirtieran en representantes activos de la empresa. Por lo tanto, también se desarrolló un Internet seguro. Con esto ahora podemos pagar en forma bastante libre con todas las opciones electrónicas disponibles,

Como es de suponer, las hojas web actuales nos permiten la opción de conocer los productos, comprar la cantidad que necesitemos y pagarlos, casi todo en una sola operación. Y dentro de las organizaciones el proceso de facturación igualmente se ha automatizado, tal como los sistemas de despacho, dejando las posibilidades de error minimizadas, porque el mismo cliente es quien pone la información en el sistema.

Sería interesante tener un dispositivo que nos permitiera mirar hacia el futuro, y pudiéramos ver los cambios que se producirán en 10 años, me imagino que habrá años luz de lo que la tecnología nos permite el día de hoy. Pero sin jugar a ser pitonisas, deberíamos buscar una forma, usando las mejores herramientas de diseño web y lograr resultados superiores para nuestro negocio en las condiciones presentes.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario